JPRAW

March 19, 2010

RECOMENDADO: La culpa es nuestra: #SpamRD (via @cchez)

Filed under: Uncategorized — julypena @ 8:21 am

19 Marzo 2010

La culpa es nuestra: #SpamRD

Por Claudia Chez Abreu

En las últimas semanas ha surgido de manera informal, el movimiento #NoSpamRD que busca crear conciencia y promover la eliminación del envío de mensajes de correo electrónico de manera no-solicitada o spam. Se ha creado un hashtag o etiqueta (#nospamrd), con el que se han estado marcando todos los tweets sobre este tema y adicionalmente se ha ido documentando en un archivo Excel en línea, las empresas que realizan este tipo de molestas actividades: tanto aquellas que ofrecen irresponsablemente el servicio de envío, como aquellas organizaciones que recurren a los mismos de forma desesperada con la esperanza de captar nuevos clientes.

Es importante apoyar este tipo de acciones porque promueve que la comunidad virtual establezca su postura frente aquellos temas que son sensibles y les afectan. Sin embargo creo que el alcance de una iniciativa de este tipo debe ir mucho más allá, y debe procurar crear esta conciencia no sólo a nivel empresarial, sino también a nivel de cada individuo que tiene una cuenta de correo electrónico. Efectivamente, se trata de una tarea titánica, pero si lo abordamos desde este punto de vista, creo que los resultados tendrían un mayor impacto. ¿Por qué? Dos razones fundamentales.

La culpa es nuestra

En primer lugar, la mala práctica del spam comienza con cada persona que al enviar un correo electrónico coloca múltiples direcciones en la casilla “To:” o “Para:” (sumamente frecuente en el reenvío de las típicas presentaciones con poemas, mensajes con noticias, cadenas de auto-ayuda, o hasta en los mensajes de felicitación de navidad que le mandas a todos tus amigos y relacionados). ¡ERROR! Estás incentivando que a toda tu base de contactos, le lleguen correos con publicidad no-solicitada. ¿Que no era tu intención? Te creemos, pero al final de cuentas es lo que estás haciendo. ¿Y cómo sucede esto? ¡Fácil! Al hacer públicas todas las direcciones de tus contactos (es decir, están todas en el campo “To:” o “Para:” de tu email), estos listados eventualmente llegan a manos de individuos que irresponsablemente recolectan direcciones electrónicas, para luego jactarse de tener “dos millones de emails” y venderlas -sin autorización– a todo aquel interesado en hacer publicidad.

¿Y qué me dices de esos mensajes en los que salen listines y listines de emails? ¡Felices! ¡No hay mejor música para sus oídos!
Email Spam

En segundo lugar, creo firmemente que en la medida que cada uno de nosotros tome conciencia de esta situación, entonces se convertirá en promotor de las buenas prácticas y exigirá de sus contactos que realicen una mejor selección de aquellos mensajes que les envían. ¿Cuántos de nosotros hemos logrado que nuestros familiares, amigos, compañeros, dejen de enviarnos “mensajes basura”? ¿Si sabes como funciona la copia oculta, y conoces a alguien que está revelando tu email junto a múltiples direcciones más, te quedarás callado, le pedirás que te retire de la lista o le comentarás que existe una manera de lograr su objetivo, sin perjudicar tu privacidad y la de los demás?

Entonces, ¿todo el mundo hace spam?

  • Si te llega una cadena (típicos emails “si no lo envías a 10 amigos, la mala suerte te acompañará”) y lo reenvías, probablemente estás haciendo spam. Pregúntate ¿realmente les interesa a mis destinatarios recibir este mensaje? ¿Les será útil?
  • Si constantemente envías información de tu interés, pero no has consultado a tus relacionados si desean recibirlo, haces spam. Y es bueno tener en cuenta, no todo lo que es de mi interés, lo será para mis allegados;
  • Si tenías acceso en tu antigua empresa a una base de contactos, y luego la usas en tu próximo trabajo, estás realizando spam. El hecho que te hayan autorizado a recibir información de un lugar, no te autoriza automáticamente a usarla en otro (lo mismo aplica si tomas todas las tarjetas de presentación que has ido recolectando en reuniones y encuentros);
  • Si eres una empresa y recurres a los “servicios” de una de esas compañías que ofrecen una base de contactos de “un millón de emails” para promover tu producto o servicio, estás haciendo spam;
  • Si eres una empresa (o individuo) que recolecta direcciones electrónicas sin autorización de su destinatario, para luego venderlas a empresas interesadas en hacer publicidad, también estás promoviendo el spam.

Soluciones sencillas a una molesta práctica:

BCCDesde el punto de vista individual: Cuando vayas a enviar un correo electrónico, busca un casilla llamada “BCC:” o “CCO:”, que significan respectivamente “Blind Carbon Copy” y “Copia de Carbón Oculta” (por lo general está ubicada, dos casillas más abajo del campo “To:” o “Para:”, y uno antes del campo de “Subject:” o “Asunto”).

Como podemos inferir de su nombre, su función es esconder a los destinatarios las demás direcciones a las que se les está remitiendo el mensaje, por lo que al colocar tus contactos en esta casilla, ninguno de tus destinatarios podrá conocer las demás personas a las que le enviaste el mensaje, y por tanto estarás protegiendo su dirección. Si tu aplicación de correo no te deja enviar el mensaje sólo con los destinatarios en el campo “BCC:”, entonces incluye tu correo como destinatario principal (“To:”) antes de enviarlo.

Por otro lado, si no has logrado evitar que te llege un correo no-solicitado, no dudes en hacer click en la casilla “Marcar como spam“. Con esta sencilla acción estarás “educando” a tu aplicación, y la próxima vez que intenten enviar mensajes de esta dirección, no llegará exitosamente a tu buzón de entrada.

Desde el punto de vista empresarial: Antes de comenzar a trabajar con una empresa que ofrece servicios de email marketing, pregúntales sobre su método de trabajo: ¿usarán tu listado de contactos o te proveerán ellos una base de emails a la que podrás enviar un mensaje? Si te responden que trabajan exclusivamente con el listado de tus contactos, existen altas probabilidades que estás en buenas manos. Si son ambiguos o te ofrecen su listado, huye, son empresas que han obtenido su listado sin autorización de los destinatarios.

Otra pregunta clave, para detectar si realiza una buena o mala práctica es averiguar si tendrás acceso a reportes. Las compañías que ofrecen servicios de email-marketing basado en el permiso (autorización previa del usuario para recibir publicidad), ofrecen reportes que te ofrecerán una panorámica del desempeño de tu envío, información importante para tomar decisiones en tu negocio (recuerda “si no se puede medir, ¿cómo podrás mejorar?); aquellas que venden bases de datos, sencillamente no la ofrecen: ni pueden, ni les interesa, ni les conviene.

Por tanto, si en verdad quieres utilizar el correo electrónico como una vía legítima para llegar a actuales y potenciales clientes, presta mucha atención a estos dos factores (en otra entrega podríamos hablar de mejores prácticas de email marketing para empresas).

En conclusión: ¿por qué hacer más hincapié en las personas que en las empresas?

  1. Mientras existan clientes incautos que compren el sueño de llegar a miles y millones de usuarios y además se lo ofrezcan por pocos pesos, esta práctica no desaparecerá;
  2. Mientras existan empresas que puedan beneficiarse económicamente de la ingenuidad y poco conocimiento del cliente de cómo debe funcionar una buena estrategia de email marketing, y la legislación y las instituciones encargadas no tomen cartas en el asunto, creo que tendremos pocas esperanzas, pero…
  3. Mientras existan individuos conscientes, interesados en defender su derecho a la privacidad y la de sus contactos, creo que aumentarán las probabilidades de, si no detenerlo, mermar su infeccioso progreso.

Subscribe to this feedSave to del.icio.usDigg This!Share on FacebookEmail this

Grita. Dilo. Coméntalo…

Mis contactos, leanlo por favor, dejemos de enviar SPAM. Gracias!

Leave a Comment »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Create a free website or blog at WordPress.com.

%d bloggers like this: